Cómo se reparten los bienes gananciales en un divorcio

Cómo se reparten los bienes gananciales en un divorcio

En España, el proceso de divorcio conlleva no solo la disolución del vínculo matrimonial sino también el reparto de los bienes gananciales. Este artículo tiene como objetivo aclarar las dudas más comunes respecto a cómo se realiza esta distribución, de manera sencilla.

 

 

¿Qué son los bienes gananciales?

Los bienes gananciales son aquellos que la pareja ha adquirido de manera conjunta durante el matrimonio. Esto incluye propiedades, ingresos, vehículos y cualquier otro tipo de bien que se haya comprado o generado después del matrimonio.

 

¿Cómo se clasifican los bienes en un divorcio?

En un divorcio, los bienes se clasifican en gananciales y privativos. Los bienes privativos son aquellos que cada cónyuge poseía antes del matrimonio o que ha heredado o recibido como donación de forma individual.

Los gananciales, por otro lado, son los que se han adquirido conjuntamente.

 

¿Cómo se valoran los bienes?

Para repartir los bienes gananciales de manera justa, primero es necesario realizar una valoración de los mismos. Esto se hace mediante la tasación de propiedades, vehículos y cualquier otro bien de valor. Como especialista en valoración inmobiliaria, entiendo la importancia de una tasación justa y equitativa.

Cómo se reparten los bienes gananciales en un divorcio

Función de Juan Sastre en Divorcios | Contactar

 

¿Qué criterios se siguen para el reparto de unas gananciales?

El criterio principal es la equidad. Se busca que ambos cónyuges reciban una parte equitativa de los bienes. Esto no significa necesariamente una división del 50% para cada uno, sino que se consideran factores como las necesidades económicas de cada parte, las contribuciones al matrimonio y la custodia de los hijos, si los hay.

 

¿Qué papel juega el acuerdo entre las partes?

El acuerdo entre las partes es fundamental. Si los cónyuges llegan a un acuerdo amistoso sobre cómo repartir los bienes, el proceso es mucho más rápido y sencillo. En ausencia de acuerdo, será un juez quien decida cómo se realizará el reparto.

 

¿Es posible la compensación económica entre cónyuges?

Sí. En casos donde una división física de los bienes no es posible o no es equitativa, se puede establecer una compensación económica. Por ejemplo, si uno de los cónyuges se queda con la vivienda familiar, podría compensar al otro con una suma de dinero.

 

¿Qué sucede con las deudas gananciales?

Las deudas adquiridas durante el matrimonio también forman parte del reparto. Ambos cónyuges son responsables de estas deudas, y su pago debe ser considerado en la división de bienes.

 

El reparto de bienes gananciales en un divorcio puede ser un proceso complejo, pero con la información adecuada y, si es necesario, la asistencia de un tasador especializado, se puede llevar a cabo de manera justa y equitativa. Es importante recordar la relevancia del diálogo y el acuerdo entre las partes para facilitar el proceso.

Si te encuentras en un proceso de divorcio y necesitas asesoramiento sobre la valoración y reparto de bienes gananciales, no dudes en contactar con un especialista.

Función de Juan Sastre en Divorcios | Contactar