Cuáles son las tres partes de una herencia

Cuáles son las tres partes de una herencia

La herencia, un tema importante en la vida de muchas personas, implica la transferencia de bienes, derechos y obligaciones de una persona fallecida a sus herederos.

En España, este proceso está regulado por normativas específicas, cuya comprensión es vital para una adecuada gestión patrimonial. Como tasador especialista, mi objetivo en este artículo es desglosar y explicar las tres partes fundamentales de una herencia: el legado, la legítima y la mejora, facilitando su comprensión a aquellos que no son expertos en la materia.

 

El Legado 

El legado es una de las figuras más representativas en el ámbito de las herencias.

Se refiere a la asignación específica de bienes o derechos que el testador, la persona fallecida, decide otorgar a una o varias personas, conocidas como legatarios. Estos bienes pueden ser inmuebles, muebles, dinero, acciones, entre otros.

Es fundamental diferenciar entre legatario y heredero, ya que el legatario sólo recibe lo que específicamente se le ha legado, sin responsabilidad sobre las deudas del testador, a diferencia del heredero.

Ls valoración de estos bienes, es crucial considerar su valor de mercado actual, ajustándose a la normativa vigente como la Orden ECO 805/2003.

 

La Legítima

La legítima es la parte de la herencia de la que el testador no puede disponer libremente, ya que está reservada por ley a los herederos forzosos.

En España, los herederos forzosos son los hijos y descendientes, los padres y ascendientes, y en su defecto, el cónyuge. La legítima varía según la región y el Código Civil español establece cómo se calcula. Por ejemplo, en la mayoría de las regiones, los hijos reciben dos tercios del total de la herencia, uno de ellos para ser repartido en partes iguales (la legítima estricta) y el otro tercio (el de mejora) que el testador puede distribuir a su discreción entre los hijos y descendientes. 

 

Cuáles son las tres partes de una herencia

Función de Juan Sastre en Herencias | Contactar 

 

El tercio de mejora

La mejora es el tercio de la herencia que el testador puede distribuir libremente entre sus herederos forzosos. Esta parte permite al testador favorecer a uno o varios de sus herederos legítimos por encima de los demás. Es importante destacar que la mejora sólo puede recaer sobre los herederos forzosos, y su asignación debe realizarse respetando las proporciones legales.

En el proceso de tasación de bienes para la mejora, se deben considerar tanto el valor real de mercado como las particularidades que puedan afectar su valoración, como el estado de conservación o ubicación.

 

Entender las tres partes fundamentales de una herencia – el legado, la legítima y la mejora – es esencial para una adecuada gestión patrimonial tras el fallecimiento de un ser querido.

Como tasador especialista, mi recomendación es siempre buscar asesoría profesional para asegurar una valoración justa y conforme a la ley. Si enfrentas una situación de herencia, recuerda la importancia de contar con un experto que conozca la legislación española y pueda guiarte en este complejo proceso.

Función de Juan Sastre en Herencias | Contactar